El Gas rojo

Palabra de Príncipe y primogénito. Vástagos de Praga, se confirman los rumores sobre el denominado "Gas rojo". Redacto esta carta a modo de advertencia y como petición de ayuda. Memorizad el contenido y destruidla de inmediato.

Primer dato: el Gas rojo inflige una terrible agonía que culmina con la Muerte definitiva de los vástagos, con la misma efectividad que la luz del sol.

Segundo dato: el Gas rojo resulta inocuo para los humanos, por lo que lo usan para acorralarnos y despojarnos de nuestro camuflaje entre el ganado.

Tercer dato: si atacan nuestra ciudad, desplegarán el Gas rojo. Por lo tanto, grabaos a fuego lo siguiente.

He recopilado una serie de observaciones (sin verificar) y teorías: 

OLOR: Los testigos refieren un fuerte olor a sándalo y mirra al acercarse al Gas rojo. Omnis nos recuerda que la mirra huele a gasolina y a goma quemada. Se trata de un olor bastante común en las armas químicas.

VOCES: La mayoría de los afectados por el gas afirman oír voces. Estas son las últimas palabras de Kokra, un Anarquista: "... ya están todos aquí. Mis recipientes, mis víctimas...".

DESPLIEGUES PREVIOS DE LA INQUISICIÓN: Los testigos del ataque con drones contra el bastión perdido de Viena afirman lo siguiente: "Dieron la orden y cayó una lluvia roja envuelta en humo que nos fundió la carne y los huesos". La Iglesia y sus aliados tuvieron ocasión de probar la sustancia hace una década.

ACORRALAMIENTOS: Suelen desplegar el gas para acorralar a los vástagos hacia zonas más discretas de la ciudad, donde los equipos de operaciones encubiertas les tienden una emboscada. Por lo tanto, los colaboradores de la Segunda Inquisición controlan y difunden la sustancia, aunque el viento y la propia arquitectura de la ciudad impiden predecir su rumbo o que se propague de forma simétrica.

EL LAMENTO: Nuestros aliados de la Ashirra han constatado que los efectos del Gas rojo se equiparan a los del terrible Lamento que los invade al aproximarse a cierto lugar sagrado de la región. Este fenómeno atormenta a los vástagos de la Ashirra en la región de los múltiples credos, aunque Omnis asegura que se pueden mitigar sus efectos.

Hasta aquí llega nuestra información de acceso público.

Yo, Markus, Príncipe de Praga, apelo a vuestros juramentos y os pido que informéis sobre todos y cada uno de los avistamientos de Gas rojo en forma gaseosa (o incluso líquida) y que describáis los efectos que observéis, además de comunicar su despliegue. Este vapor constituye un anatema, una amenaza que nos une a todos. También instamos a colaborar a nuestros enemigos Anarquistas. Perdonaremos a todo el que nos aporte datos verídicos sobre esta nueva amenaza que se cierne sobre los vástagos de todo el mundo.

Los humanos destruyen lo que no entienden. Y a nosotros jamás nos comprenderán.

Markus
Príncipe de Praga

Únete a la caza

Empieza a jugar

Se requiere una conexión a Internet estable, una cuenta de Sharkmob y otra de Steam. Se aplican restricciones de edad. Incluye compras en el juego.